lunes, 13 de septiembre de 2010

La mano, la costumbre y la naturaleza

Algo que parece "venir incluído" cuando te vuelves padre, son los consejos. Pedidos, no pedidos, útiles, mal intencionados, contradictorios, indispensables... Te llegan de todo. Para mi, muchas veces han sido consejos que me sirven. Otras veces simplemente no comparto las idéas de la persona que me aconseja o no me gustan los consejos, pero lo que más me molesta es cuando esa persona me ve con una cara de superioridad, como si estuviera diciendo (o incluso me dice): "aunque no me creas ahora, luego me darás la razón porque tengo cuatro hijos y sé de esto". Como si todos los niños (y padres) fueran iguales. Como si sólo hubiera una manera de cuidar y educar a un niño.

Una de las ideas que no comparto es ésa de que a un niño "no es bueno que le acostumbres a la mano". Me dio chiste la primera vez que lo oí. Después entendí que eso era una expresión. Acostumbrarle a la mano.

Les voy a decir que pienso sobre eso: "acostumbrarle a la mano" está mal dicho. Es al revés. Los niños nacen queriendo estar con los grandes. Es un instinto inato en ellos, porque para un bebé no hay cosa más peligrosa que estar sólo. No dudo de que se puede desacostumbrarle de la mano a un niño; porque los niños lastimosamente al final se acostumbran a cualquier cosa. La pregunta es a qué costo.

Pocos animales nacen tan vulnerables como el ser humano. Somos frágiles y necesitamos la protección de otros. Pónganse a comparar con casi cualquier otro mamífero -el caballo, el perro, la vaca- sus crías caminan en cuestión de horas mientras el humano tarda al rededor de un año. El cerebro humano, de la misma manera, no está "completo" al nacer, pero esa falta tiene una gran ventaja: tenemos un cerebro muy flexible (o "plástico" como se dice con un término psicológico) y podemos llegar a aprender muchísimo más que cualquier otro animal. El cerebro, de esta manera, nos da la oportunidad de crecer, adaptarnos y funcionar en ambientes muy diferentes. La desventaja es, como ya mencioné, que al principio (y por mucho tiempo) somos muy dependientes de nuestros padres o quienes nos cuidan.

Por más que vivimos en una sociedad moderna con todas las comodidades que eso conlleva, la biología del ser humano no ha cambiado mucho desde que éramos nómadas y el mundo estaba lleno de animales predadores y otros peligros. El bebé que se quedaba tranquilito y sin chillar si los papás le dejaban sólo, corría gran riesgo de morir. La única manera de garantizar su sobrevivencia era estar siempre con los grandes. Y la única manera de conseguir eso para un bebé que no gatea ni camina es: llorar. Por lo tanto, la evolución ha premiado este tipo de comportamiento. Es algo que viene naturalmente.

La cosa es lo siguiente: el bebé recién nacido no sabe que cuando la mamá le deja en la cunita, está en un lugar muy seguro. Para el bebé el mundo está grande y lleno de peligros; un bebé de hoy, en ese sentido, no se diferencia de los bebés de los primeros humanos. Justamente por eso insisto en que no se trata de acostumbrarle a que esté con los grandes.

Si yo le dejo a mi niña llorando en la cuna, ella si sentirá abandonada. Todavía no puede consolarse ella sóla, para eso ella le necesita a una persona grande, a mí, a su papá o a los abuelitos. No le gusta estar sóla por más que ratitos, lo cual obviamente es poco práctico. Claro que fuera más cómodo si ella se quedara horas solita, contenta. Pero los bebés no son así, y no lloran porque "son malcriados" o porque los papás "mucho les han acostumbrado a la mano".

No me hago la santa, yo también me siento limitada y frustrada a veces por el hecho de que mi bebé quiere estar conmigo cuando quiero o necesito hacer otras cosas. Evidentemente, ella nos impide de hacer muchas cosas, tanto a mi como a su papá. A veces le tengo que dejar solita aunque ella no quiere, porque necesito cocinar, ducharme o hacer cualquier otra cosa. Pero la diferencia es que no le dejo sóla con la idea de que "es bueno" o que lo debo hacer para que no se haga malcriada. Y sí creo que es una diferencia importante.

14 comentarios:

Saga dijo...

Mis queridas Roze y Betty! Gracias por su apoyo. Disculpenme por no publicar sus comentarios! No piensen mal, lo que pasa es que todavía no me decido si publicar el nombre de mi hija o no, y como ustedes la nombran, no puedo publicar sus comentarios. Pero para que no se pierdan, voy a publicarles aquí, pero sin el nombre. Espero que me entiendan!

Roze dice:
"Hola saguita mamita! Pues creeme que he oido lo mismo de amigas que ya son madres y que siempre tienen 'los consejos' de los 'experimentados' digo cada padre sabrá que es lo bueno y lo malo para sus bebés, digo no hay un manual de ser buen o mal padre, uno no nace aprediendo nada, uno lo aprende en el camino, caminando.. Ustedes son los únicos indicados para saber que hacer con I. y que no, no se dejen intimidar y hagan oidos sordos, solo escucha y ascienta con la cabeza aún cuando sabes que lo que te dicen es estúpido.. Besitos para los tres"

Betty dice:
"Me gusta que I. crece en un ambiente donde claramente se siente amada y protegida. Qué puede ser mejor para un bebé que eso en la vida? En mi país se usa la expresión "acostumbrarse a los brazos" pero espero! que vaya cayendo en desuso. Qué bueno que sigas tu instinto Saguita! :) Un abrazo."

Chaulafanita dijo...

No sabes como me dio gusto leer este post!
Muchas veces escucho esas frases que dices en bocas "familiares" e intento pensar en mi filosofía que al parecer veo que se parece a la tuya en este caso pero ya sabes a veces es mejor callarse aunque muchas veces no puedo :)
Sé que si tengo un hijo será dificil criarlo solitos los dos sin presencia fisica de abuelitos de parte y parte pero por un lado creo que alguna ventaja tendrá que tener ;)

Saludos amiga,
Un besote grande para ustedes!

Saga dijo...

Chaulita! Tienes razón, en algunos sentidos puede ser una ventaja que los abuelitos (u otros familiares) no estén demasiado cerca! :) Yo tengo la suerte de que mis papás (los abuelitos a los que mi hija les tiene más cerca) en este caso están muy de acuerdo conmigo - pero obviamente hay y habrán otros asuntos donde a lo mejor no pensamos igual...

Cubannita dijo...

Hola Saga!

Nunca había escuchado la frase esa de ¨acostumbrar un ninno a la mano¨. En verdad no sé cuál es la filosofía general en Cuba, pero no creo que sea dejar al pobre ninno o ninna llorar :(

Así que estoy 100% de acuerdo contigo! Los bebés nos necesitan, salieron del vientre de sus madres, calientico y seguro y se enfrentan a TODO un mundo de cosas extrannas. Claro que es el deber de los padres protegerlos, amarlos, defenderlos... y darles la mano :D

Besos y suerte!

Nadia dijo...

Cuando yo estaba recién parida estaba con la sensibilidad al 1000% y en general los consejos los tomaba como críticas a mi instinto maternal. Ahora soy más relajada al respecto, puedo escuchar y algunas veces aplico algo que me parece buena idea y punto.

Yo cargo a mi hija siempre, uso coche sí, pero al final parece que el coche sirve para llevar las maletas y el picnic. Me doy cuenta que ahora le gusta aveces ir en el coche porque es más grade y ahora está un poco más interesada en el mundo que antes, pero igual llevo siempre mi sling y la cargo a su primera molestia.

Ella es mi hija y a mí me gusta tenerla en mis brazos, me gusta mimarla y no soporto oir su llanto, cómo no consolar a tu hijo si llora porque algo le molesta?
Nunca la dejo llorar en la noche, trato de consolarla y hacerla dormir lo más gentilmente posible.

No me gusta cuando los adultos piensan que los niños manipulan, es como que proyectan sentimientos feos a un pequeño niño que recién llega al mundo y lo único que necesita es atención.

Ahora sí, que es cansado sí es cansado, pero las sonrisas, el afecto lo superan... y como todo en la vida, es una etapa que pasa y poco a poco se va haciendo más fácil.

Besos a la madre y a la pequeña!

Bek dijo...

Me gustó mucho el post y la forma en que tratas el tema de los sentimientos en los bebés, tienes mucha razón en que nosotros podemos pensar "pero si acaba de comer, le cambié el pannal, está calientito, por qué llora?" Pues por que necesita afecto, puede que se sienta inseguro, solo... Ojalá nos dejáramos guiar mas por hacer lo que nos dice el corazón al escuchar a un bebé llorando.
Mi comentario es el que dices que es de Betty!! :) Te llegó con el nombre de Betty? ultimamente Blogger me trae en la mira...

Roze Meisje dijo...

No saguita ningún problema, al contrario a mi disculpame por haber escrito el nombre de tu pequeña! besito

Saga dijo...

Cubanita: Gracias por el apoyo y que bueno escuchar que en Cuba no existe ese dicho!

Nadia: Igual a mi me molesta mucho cuando oigo alguien decir que los niños manipulan o que "lloran sólo para les preste atención" - como que fuera algo malo que quieran atención! Los niños lloran porque necesitan algo, y como tú dices, es una etapa tan corta en la vida de uno, porque no tratar de darles lo que necesitan?

Bek, Bek... Discúlpame otra vez, seguramente yo me equivoqué al leer tu nombre (ya borré la notifcación así que no lo puedo comprobar). De todas maneras ya sé que me escribiste! Gracias!

Betty dijo...

Por un momento me asusté, no recordaba en qué momento comenté!! jajaja
Aquí también hay personas que piensan que es un error acostumbrar a los bebés a los brazos, pero afortunadamente eso está cambiando.
La madre debe de hacer lo que le nazca hacer, eso es lo que dicen ahora los doctores y sicólogos, si los quieres cargar hazlo sin sentirte mal por eso. :)
Un gran beso para la mami y la nena ;)

Saga dijo...

Ahora puedo decir gracias Betty por el comentario que sí hiciste... :)
Me alegro que la situación está cambiando en Perú también. Ojalá se desaparezca ese dicho tanto allá como en Ecuador o en cualquier parte del mundo!
Besos para ti también!

Juan Pilas dijo...

Querida Saga:

La expresión que conozco, por lo menos en Guayaquil es "no lo acostumbres al brazo" y especificamente se refiere a que el bebé, una vez lo cargan sosteniendolo sobre el brazo, cuando lo pasen a otro lado, va a BERREAR, no llorar. Un hijo mío, al que bauticé como el "superchillón" se despertaba a las 2 de la mañana, y yo tenía que cargarlo, mecerlo mientras caminaba, y así luego de una o dos horas se quedaba dormido.
No te calientes, tienes todo el derecho a criar tu hija como desees, pero no te sorprendas que cuando sea adulta te recrimine por no haber sido mas firme con ella, empezando por "acostumbrarla al brazo".
Por cierto mi hijo se ríe cuando cuento sus superchillonadas.

Saga dijo...

Querido Sr Pilas,
Entonces son dos dichos diferentes, porque por lo menos en Quito (aunque un guayaquileño también me lo ha dicho), cuando dices "acostumbrarle a la mano", lo que quieres decir es cargarle o "amarcarle" demasiado al bebe, lo cual, según los que usan la expresión, significa que el niño se haga "malcriado" en el sentido de que luego sólo querrá estar con los papás. Como ya describí en mi entrada, esa noción se debe a una falta de comprensión de la naturaleza humana. Por lo tanto, no dudo que mi hija me recrimnará por algo en el futuro, aunque sí dudo que será por haberle acostumbrado a la mano - o al brazo.

Juan Pilas dijo...

No, NO !!

Mi comentario, y creo que el de todos, se refiere a que si el bebé se acostumbra "al brazo" luego no se duerme si no es de esa manera. Nada que ver con que se haga malcriado o sobreprotegido. Mi mamá me acariciaba siempre que podía ( y también a veces me perseguía con un látigo ) pero igual me quería y yo a ella... y como extraño sus abrazos

Saga dijo...

Tu comentario a lo mejor se trata de eso - el de los quienes me han dicho "no le acostumbres a la mano", no. Sé porque les pregunté. De todas maneras, eso de amarcar o no a un bebé no es cuestión tanto de costumbre sino de naturaleza humana. Eso era mi punto de vista y ése se aplica tanto a tu interpretación de la expresión "acostumbrarle al brazo/mano" como a la de mis amigos.