martes, 26 de mayo de 2009

Solito

El domingo fui a una fiesta con la empresa donde voy a trabajar el verano, fuimos en barco a una isla llamada Birka, comimos, vimos una presentación de un grupo especializado en juegos de la época de los vikingos y después regresamos otra vez con el barco, pusieron música y los que quisieron bailaron.

Muchos de los que trabajan allí un verano regresan el año siguiente, y para mi es el cuarto verano que voy a trabajar en esta empresa. Por lo tanto, he tenido la oportunidad de conocer muchos de los que trabajan allí, y el domingo fue una noche de muchos "hola, cómo estás, a los tiempos, qué tal, qué ha sido de tu vida, chevere que trabajas otra temporada...". Ya saben. Sólo que hay un chico que no le vi que participaba en las conversaciones, y no es porque este es su primer año, porque él ya trabajó el verano pasado. El chico es más joven que los demás (es menor de edad, así que tomaba cola todo el tiempo...), no es muy sociable y supongo también un poco tímido. Su trabajo consiste en repartir folletos a los turistas, vestido con un traje tipo peluche en forma de un barco... Pués supongo que hay trabajos más divertidos. Además, él es el único peluche repartefolletos, mientras los demás (capitanes, vendedores de boletos, auyudantes, camareros, guías, etc) tenemos colegas con quienes conversar.

Le vi sentado sólo en una mesa con su vasito de cola, nadie le hacía caso. Seguro sentían que estaban allí para pasar bien y conversar con sus amigos, y puesto que él no conversa mucho, y no es muy interesante (ni guapo), no vieron el porqué conversar con él. Yo estaba ya subiendo para salir a la parte abierta del barco, pero me dio pena verle y esperaba que alguien se acercara a él. Estuve como media hora arriba, y una vez le vi subir, estar un rato parado mirando la gente, para después bajar otra vez. Cuando ya nos dio frío bajamos y le vi otra vez en su mesa, la misma de antes, sólo. Con su vasito de cola.

Pués pensé que ya bastaba y cuando me senté en la mesa donde mis amigos, le dije "ven a sentarte aquí con nosotros", y le señalé que se sentara al lado mío. Y a pesar de que tiene cara tipo "stoneface" (o sea, no expresa muchos sentimientos), se veía claramente que estaba aliviado, y se vino de una. Yo no soy demasiado conversona con gente que no conozco mucho, y además el volumen de la música estaba muy alto, así que sólo le pregunté con qué iba a trabajar este año (otra vez iba a hacer de barco repartefolletos). Otra amiga le preguntó otra cosa, él contestó, pero de allí no conversamos mucho más. Pero pienso que por lo menos no se sintió tan sólo.

No sé muy bien qué quise decir con esta entrada, sólo que me dio pena. Y si no le hubiese dicho que viniera a nuestra mesa, encima más hubiese tenido vergüenza de mi misma. Porque no me creo la más popular o algo por el estilo, al contrario me siento insegura muchas veces en fiestas o otras situaciones sociales, pero ¿qué, pués? ¿Acaso no todos nos sentimos inseguros a veces? No es pretexto para ser desconsiderado con los demás. Además no puedo pasar bien si veo que alguien está pasando mal así.

11 comentarios:

juanpi dijo...

Muy amable de tu parte lo que hiciste... bueno creo q con lo que le paso el chico pueda conger un poco mas de confianza y ser mas abierto con las demas personas...

Chaulafanita dijo...

Eres una divina, de verdad.
Me he imaginado toda la situación igualita asi como describes. Chuta, de verdad a veces pasa eso y yo también me doy cuenta que hay gente que no se lanza a hablar con otros ( yo por ejemplo).
Creo que has hecho lo correcto. Que bonito que haya gente que se preocupa por los otros ;)!

Amiguita dijo...

Que lindo gesto Saga, me recordaste a un comercial que promueve la inclusion a los demas que pasan en la TV aca, a veces no sabemos el impacto tan positivo que podemos crear en alguien con tener gestos como el que tu tuviste, seguro el chico se sintio muy bien.
Saludos y bendiciones!

Betty dijo...

Qué lindo gesto el tuyo! Se ve que eres una persona sensible! Para algunos no se nos es fácil adaptarnos y es lindo encontrar a gente que trata de que nadie se sienta mal, aislado y solo.
Besitos!

Berenice dijo...

Concuerdo contigo en que todos alguna vez nos hemos sentido fuera de lugar...qué incómodo!Qué bueno que lo llamaste, me imaginó que el chico se debió sentir bastante mejor! Te portaste muy linda Saguita =)

Vivarcita dijo...

Usch det är inte roligt att känna sig så utanför, osynlig och dum. Gulligt av dig att tänka på honom!

Kram

LOLA dijo...

EN TODO GRUPO SIEMPRE EXISTIRÁ UN ALMA NOBLE QUE PIENSE EN ESOS DETALLES QUE ENRIQUECEN EL MUNDO.

LOLA CIENFUEGOS

Ludovico dijo...

hay que acolitar a todos. siempre la soledad mata y hay que tener cuidado. Eres un buen ser, en verdad

enredO dijo...

Grande SAGA. Este mundo necesita de mas personas como tu.

Anónimo dijo...

.

martin romaña dijo...

Me hiciste acuerdo de un amigo-enemigo que conozco de hace tiempo... Lo que puedo decir es que a veces será my bienvenido ese tipo de acercamiento, como el que tu comentas, y que sin duda, al ver el comportamiento posterior de el, no te equivocaste, pues el necesitó algo así para sentirse con confianza... Yo te lo habría agradecido, o sea, mi amigo-enemigo te lo habría agradecido sin duda, te lo puedo firmar...

Saludos y suerte