domingo, 6 de diciembre de 2009

En camino

Bueno, amigas y amigos, estoy ahora en Barajas, esperando el vuelo para Ecuador.

Hasta ahora no ha habido problemas, llegamos a Madrid con una hora de retraso, pero ya que tenía que esperar cinco horas aquí da lo mismo. He descubierto la desventaja de viajar sin reloj. En el avión no tenía idea de cuánto tiempo había pasado, y el vuelo parecía haber durado una eternidad. Y eso que son sólo cuatro horas (o bueno, cinco con el retraso). ¿Cómo serán 14?

Paso caminando para hacer circular la sangre antes de sentarme en el avión, ya me conozco todita esta parte del aeropuerto.

Esto de viajar sóla me está gustando.

La próxima vez que les escribo será desde mi Quito lindo.

Un beso.

6 comentarios:

Roze Meisje dijo...

suerte en Quito Saga!

ximenita dijo...

asomara ninia saga!
eso de viajar sola....ya me fastidio a mi jaja

Bek dijo...

YO también disfruto mucho los viajes en solitario. Cuídeseme mucho y tome muchas fotos! Te esperamos!!

Carlos dijo...

Hola Saga: te deseo unas hermosas vacaciones. ¡Que lo pases muy lindo!
Ahora tengo una duda: ¿Qué quieres decir con: "esto de viajar sola me está gustando"?
¿Estás pensando darle el "hasta la vista, baby" al latino?¡Jaja!
Saludos y a broncearse mucho.

Saga dijo...

Roze: Gracias amiga, ya llegué! :)

Xime: A ver si nos encontramos uno de estos días, que te parece?

Bek: Ah, sí, es chevere, no? Sobre todo cuando hay algo bonito esperando al final del viaje! :)

Carlos: Qué "hasta la vista baby", ni que nada, si el querido latino me esperaba allá y por él viajé! Ahora le sigo como rabo a todas partes! :)

ximenita dijo...

saguita: digame cuando senorita! te mando mis datos por facebook